Estudios — 7 julio, 2014 a las 1:03 pm

¿Cómo podemos reducir el riesgo de desarrollar diabetes?

Por

La transglucosidasa es una de las enzimas naturales conocidas que pueden prevenir la progresión de un estado subclínico de prediabetes, a un estado de diabetes clínicamente diagnosticada.

Las personas prediabéticas a menudo tienen cifras cercanas a los límites superiores considerados “normales” de glucosa en su sangre. Estos límites andan cerca o por encima de 100 mg/dL y es un estado en el que ya han perdido la capacidad para controlar las concentraciones de glucosa en su sangre después de las comidas y de evitar los aumentos repentinos y exagerados de insulina.

Los prediabéticos pueden desarrollar diabetes, ya manifiesta y diagnosticable. Si un prediabético no llega a convertirse en diabético, estas elevaciones “leves”, ligeramente altas de glucosa en su sangre, se pueden relacionar con enfermedades crónico-degenerativas tales como artritis, ataques al corazón, hígado graso no alcohólico, insuficiencia renal, enfermedad inflamatoria intestinal y cáncer, entre otras.

arroz

En un estudio con prediabéticos, los sujetos se dividieron en tres grupos. Un grupo recibió una “dosis baja” de 450,000 unidades de transglucosidasa, otro grupo recibió una “dosis alta” de 900,000 unidades de transglucosidasa, y un tercer grupo recibió un placebo. Los sujetos estudiados tomaron los complementos de transglucosidasa y el placebo, junto con una comida de prueba a base de arroz blanco (alto en almidón), un alimento que fácilmente se convierte en glucosa.

Después de las tres horas siguientes a la ingesta, la glucosa total en la sangre de todos los sujetos, se elevó hasta rangos peligrosos, ya que como hemos mencionado, los sujetos de estudio eran prediabéticos. Los que tomaron complementos con transglucosidasa en la dosis que fuera, tuvieron concentraciones totales de glucosa en su sangre significativamente más bajas durante el período posterior a las tres horas de haber comido los alimentos, junto con una tendencia a producir menores niveles de insulina. No hubo efectos secundarios significativos.
Cómo conclusión, es que se puede limitar con seguridad el impacto negativo de una comida rica en almidón refinado y que se puede lentificar el ritmo de progresión hacia la diabetes.

Detener la glucosa

¿Qué pasa después de comer almidón?

Cualquier persona cuya concentración de glucosa en su sangre esté fuera de control se encuentra expuesta  a los peligros de una secreción crónica elevada de insulina. Esto es debido a que si el cuerpo humano se ve obligado de manera continua a producir un exceso de insulina, deberá contrarrestar la excesiva cantidad de glucosa que rápidamente se verte en la sangre proveniente del almidón de los alimentos que consume. Esto puede repercutir en un estado permanentemente crónico de una producción de insulina por encima de lo normal, en un esfuerzo por mantener el azúcar en la sangre en un nivel normal.

diabetesLa insulina es una hormona útil y necesaria. Es responsable de la conducción del azúcar que circula en la sangre hacia las células, donde se quema para producir energía. Sin una cantidad adecuada de insulina, no podríamos sobrevivir.

Sin embargo, la insulina, al igual que muchas otras hormonas, desempeña múltiples funciones. El “lado oscuro” de la insulina es poco conocido y es un factor de crecimiento de grandes consecuencias. En el cuerpo de un adulto sano, hay una utilidad limitada de los factores de crecimiento. La producción excesiva de dicho factor de crecimiento, provoca la replicación celular en lugares indeseables e innecesarios. La insulina y otros factores de crecimiento están implicados, por ejemplo, en el cáncer, en donde la reproducción celular no regulada e incontrolada produce tumores malignos letales. El exceso y el desequilibrio en la producción de insulina y factores de crecimiento, se encuentra también implicado en el engrosamiento y la pobre capacidad de respuesta de las células del músculo liso que recubre las paredes arteriales, contribuyendo a la enfermedad cardiovascular.

La producción excesiva de insulina es resultado del consumo de cantidades excesivas de carbohidratos refinados presentes en la dieta moderna, así como de la resultante resistencia a la insulina, siendo este último término, otra manera de referirse a la “prediabetes”. Elevados niveles de insulina están asociados con un incremento del 37 % del riesgo de morir prematuramente de cáncer, se tenga o no diabetes.

Los médicos deberán aprender a prestar atención a las elevadas concentraciones de insulina, así como a los altos niveles de azúcar en la sangre, para establecer un diagnóstico adecuado y determinar la administración de nuevos tratamientos y recomendaciones para sus pacientes. De acuerdo a esta perspectiva, ya se están comenzando a buscar terapias que incrementan la sensibilidad a la insulina reduciendo su producción y sus concentraciones sanguíneas.

La mayoría de los medicamentos antidiabéticos tienen como único propósito disminuir los niveles de glucosa en la sangre, sin tener ningún efecto sobre la insulina, mientras que otros, tienen en realidad la intención de aumentar los niveles de insulina, en un intento de bajar la concentración de glucosa en la sangre. Pero la enzima transglucosidasa funciona en parte reduciendo los niveles de insulina, y por otra parte normalizando la glucemia.

En los estudios realizados en humanos en los que los sujetos sanos, pero con probada resistencia a la insulina, consumían una comida de prueba, de arroz blanco (con elevadas cantidades de almidón), quienes recibieron un placebo, vieron aumentar sus niveles de insulina y de glucosa en su sangre después de las comidas (la respuesta esperada), mientras que los que recibieron la enzima transglucosidasa tuvieron una disminución en la insulina durante el mismo período de tiempo. Y en los pacientes con diabetes, que ya tenían niveles elevados de insulina, 12 semanas de complementación con la enzima transglucosidasa dio lugar a descensos significativos en la concentración de insulina en general. Estos hallazgos son notables, ya que los sujetos de estudio, no hicieron otros cambios en su dieta o estilo de vida.

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

3 Comments

  1. Soy paciente con hígado graso y prediabetica mi pregunta es si hay efectos secundarios al tomar serovital q son aminoácidos lo q contiene esto

  2. Hola, tengo 47 anos y he visto aumentar poco a poco los niveles de glucosa, el ultimo registro fue de 105ml en un glucometro en casa, (active check) no tengo sobrepeso, peso 54 y mido 1:55y me considero una mujer sana, aunque al estar leyendo varios articulos de su portal he notado varios errores en mi alimentacion, como la mezcla de varios alimentos de alto indice glucemico y creo debo mejorar; he vuelto al ejercicio “con regularidad” y he elimado los azucares y harinas blancas, tengo varias preguntas, ojalá me pueda ayudar….
    Que pudo causar este aumento? La edad?
    Debo ir inmediatamnete a consultar por esta situacion? O continuo con esta nueva dieta y el ejercicio y checarme en unas semanas por mi cuenta? La verdad estoy preocupada y quiero hacer TODO lo necesario para evitar una diabetes.
    Agradezco sinceramente su respuesta
    Mónica

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*