Estudios — 27 abril, 2015 a las 9:31 am

Hacer ejercicio no es el remedio

Por

03B86436El ejercicio es importante para la salud, pero lo que comemos y bebemos lo es aún más. Ese es el principal mensaje de un editorial publicado en la revista British Journal of Sports Medicine, que advierte de la expansión de “un mito” que coloca a la inactividad física como el principal causante de la epidemia de obesidad que vive el planeta, dejando en un segundo plano la importancia de la alimentación.

“Los mensajes de salud pública sobre dieta y ejercicio, y su relación con la diabetes tipo 2 y la obesidad, han sido corrompidos por intereses particulares”, destaca el texto, firmado por A. Malhotra, del Frimley Park Hospital; T. Noakes, del departamento de Biología Humana de la Universidad de Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y S. Phinney, de la Universidad de California.

Los autores señalan a la industria alimentaria, a la que acusan de usar las mismas tácticas que antaño usaron las tabaqueras para ocultar los riesgos asociados al hábito de fumar.

“Asocian sus productos con el deporte, sugiriendo que no hay problema en tomarlos siempre que hagas ejercicio”. El problema es que la ciencia no apoya ese mensaje ya que ha demostrado que “las calorías procedentes del azúcar promueven el almacenamiento de grasa y el hambre” y aumentan el riesgo de diabetes tipo 2, “independientemente del peso de la persona y de sus niveles de actividad física”.

03A36536Hay evidencias de que “una dieta pobre genera más enfermedad que una combinación de inactividad física, consumo de alcohol y tabaquismo”, subrayan los autores, que recuerdan que no padecer sobrepeso no es sinónimo de salud. “Un 40% de los individuos con un índice de masa corporal normal albergarán trastornos metabólicos típicamente asociados con la obesidad, como la hipertensión” por culpa de su dieta, añaden.

Sin embargo, lamentan, a esta realidad apenas le prestan atención “ni los científicos, ni los doctores, ni los medios de comunicación ni los responsables sanitarios”.

Los mensajes se han centrado en mantener un peso adecuado a través de contar las calorías, remarcan, “pero lo que es crucial es de dónde vienen esas calorías”. Acto seguido, recuerdan que las últimas evidencias apuntan a que las dietas ricas en azúcares y carbohidratos se relacionan con peores resultados de salud.

Es el momento de acabar con el mito “de la inactividad física y la obesidad”, subrayan. “La promoción por parte de famosos de bebidas azucaradas y la asociación de comida basura y deporte debe terminar” porque “la legitimación con un halo de salud de productos nutricionalmente deficientes es engañosa y no es científica”, concluyen.

Fuente: http://www.elmundo.es/

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario