Lifestyle — 6 octubre, 2014 a las 10:40 am

¿Y tú, te excedes con la sal?

Por

Sea SaltSegún la OMS, nada menos que 1,6 millones de muertes al año se deben a un consumo excesivo de sodio. En concreto, “uno de cada 10 fallecimientos debidos a causas cardiovasculares pueden atribuirse a un consumo de sodio superior a los 2 gramos diarios”, señalan los autores de esta investigación en las páginas de la revista New England Journal of Medicine.

Las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud señalan que un adulto no debería superar al los 5 gramos de sal (que contienen 2 gramos de sodio) en la ingesta de alimentos. Sin embargo, la mayoría se pasa de lejos de esa indicación.

Durante su investigación, que ha tenido en cuenta los datos de análisis previos sobre consumo de sodio en todo el mundo, los investigadores constataron que la ingesta media mundial es de 3,95 gramos diarios, una cifra que casi duplica las recomendaciones sanitarias.

Las cifras eran especialmente altas en la región de Asia Central, con Georgia a la cabeza del consumo mundial, subrayan los científicos liderados por Dariush Mozaffarian, de la Universidad de Tufts (EEUU).

Con los datos de consumo en la mano, estos investigadores estudiaron los efectos de este consumo sobre la tensión arterial, y, finalmente, realizaron una estimación sobre la mortalidad por problemas del corazón que puede ligarse al consumo de sodio.

embutidos con salExiste una correlación demostrada “entre la ingesta de sodio y la tensión arterial”, así como “entre la tensión y la mortalidad cardiovascular”, subrayan los investigadores, y el estudio realizado con datos de 2010 muestra que “1,65 millones de muertes por causas cardiovasculares pueden atribuirse a un consumo de sodio superior a los niveles de referencia”, explican.

De esos fallecimientos, unos 687.000 se deberían a problemas coronarios, 685.000 a infartos cerebrales y 276.000 a otros problemas de índole cardiovascular, muestran las estimaciones. El 40% de las muertes se produciría en personas menores de 70 años.

En el texto, los investigadores destacan el hecho de que cuatro de cada cinco muertes por esta asociación entre sodio y corazón se produce en países de medios o escasos recursos.

Todos deberíamos limitar el consumo de sal, pero son especialmente sensibles los hipertensos, diabéticos, obesos, pacientes que han sufrido algún problema cardiovascular o renal, individuos con historia de cáncer gástrico en la familia, etc. Además, el control de la sal debe ser también estricto en niños debido al gran poder de adicción que presenta que se ha descrito es similar al de la cocaína.

Aparte de los precocinados, los alimentos con mayor nivel de sal son aquellos que se conservan en sal, como embutidos, las conservas, algunas aguas embotelladas, en especial las que contienen gas.

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario