Niños Sanos — 15 diciembre, 2014 a las 11:29 am

¿Cómo dosificar los dulces a los niños en Navidad?

Por

Christmas Santa cookie and Xmas dress kid girlEstamos ya en la recta final en la que lo niños saldrán de la escuela y empezarán el periodo vacacional decembrino, que durará de 2 a 3 semanas. Una época en la que llegan los dulces, los excesos, los cambios de rutina y horario… Los niños querrán comer de todo, pero en nuestra mano estará evitar que sus deseos repercutan en la salud. Ahora bien, con cierta precaución pueden disfrutar de menús festivos, imaginativos, sanos y, porqué no, de ciertos antojos.

Además de las luces, de los adornos y de los juguetes, los dulces y las grasas de comidas copiosas suelen ser protagonistas de las Navidades. Los niños no son ajenos a estas típicas costumbres, pero para que puedan disfrutar sin que se resienta su salud hay que adaptar los menús a su gusto y a su estómago.

Gingerbread HouseLo más normal es que durante estas fechas la rutina horaria de comidas se vea un poco alterada. Esto puede provocar un descontrol que se traduce en que o bien no coman nada o coman hasta la indigestión. Por ello, se recomienda alterar los horarios lo mínimo posible y, sobre todo, asegurarse de que no comen en exceso. Por ello, a pesar de que llenemos la mesa de interminables platos, lo ideal es que prueben pocas cantidades y aquellos alimentos que puedan digerir mejor.

No obstante, con toda seguridad habrá un sinfín de alimentos atractivos que no suelen tomar diariamente y que no es cuestión de prohibir en estos días, pero sí de que los tomen con moderación. Por otro lado también es importante que los padres les hagan comprender que la comida y la bebida no son el centro de las fiestas y que han de disfrutar de la compañía de los seres queridos.

Children having a snackEn cuanto a los dulces, lo recomendable es que no prueben los productos típicos navideños hasta después de los 18 meses, y que, a partir de esa edad y hasta los tres años, lo hagan desmenuzados. A la hora del brindis podemos ofrecerles jugos, agua o un poco de su refresco favorito. Por supuesto, ni una gota de alcohol, porque incluso en poquísima cantidad sus efectos son sumamente dañinos.

Es interesante apostar por el “efecto botana” baja en calorías media hora antes de empezar la copiosa comida ya que les va a permitir llegar con menos hambre y que no les de una indigestión. También es aconsejable para adultos.

A la hora de los dulces, mejor la repostería tradicional y mucho mejor si puede ser casera. Hay que huir de los dulces que presentan un alto contenido en azúcar y aditivos que ingeridos en exceso provocan irritación de la mucosa y dolor de estómago que pueden desembocar en episodios de vómitos o diarreas en los niños.

Disfruten de este periodo navideño con sus hijos pero cuiden de su salud y de sus hábitos, sobretodo.

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario