Nutrición — 18 julio, 2016 a las 12:09 pm

Comer sano en restaurantes

Por

Debido a que el ritmo de vida hoy es muy agitado y nos obliga a comer fuera de casa prácticamente toda la semana, preparé para ustedes unos consejos que les serán de gran utilidad.

Recuerden que la clave para no romper la dieta cuando comemos fuera de casa es la planeación:
– Planea tus comidas basándote en lo que vas a hacer durante el día. Si sabes que comerás o cenarás fuera, has tus otras comidas más ligeras.

Procura comer un pequeño refrigerio (un jugo de tomate, una manzana) antes de llegar al restaurante. Éste calmará tu apetito y así evitarás comer demasiado.

– Elige restaurantes de comida “sana” o “natural”.

– Evita los restaurantes de comida rápida.

– Elige restaurantes con comida a la carta.

– Evita los restaurantes que ofrezcan buffet o los que te permitan comer todo lo que quieras por una cierta cantidad de dinero, pues tenderás a comer más aun estando satisfecho.

– Si no puedes evitar ir a un buffet, te recomendamos que primero observes todos los platillos que se ofrecen y que elijas las opciones más ligeras (aquellas que no estén gratinadas; que no tengan crema; que no sean fritas, empanizadas, capeadas o en mole).

– Come despacio, porciones pequeñas y mastica bien.

– Pide al mesero que no traiga ni pan ni mantequilla a la mesa.

– Evita los aperitivos.

– Si te ves obligado a tomar, que no sea más de una copa.

– Comienza siempre tus comidas con una ensalada. Recuerda pedirle al mesero el aderezo aparte y evita aquellos que sean cremosos. Siempre introduce primero el tenedor en el aderezo y después toma la ensalada. De esta manera consumirás menos aderezo y menos calorías.

– No temas preguntar cómo están preparados los platillos y evita aquellos que sean fritos, capeados, empanizados o aquellos que contengan salsas cremosas o ricas en grasa como la bechamel o el gravy.

– Si tu platillo trae como guarnición papas fritas, pide que te las cambien por una papa al horno, verduras hervidas o ensalada fresca.

– En la barra de ensaladas evita las verduras marinadas, capeadas o aquellas que contengan mayonesa o crema. No agregues a tu ensalada croutones, aceitunas, tocino, quesos procesados (manchego) o madurados (roquefort) nueces, ajonjolí y/o aguacate.

– Elige como postre fruta fresca, gelatina de agua o sorbete.

– Evita los digestivos.

– Trata de dar un pequeño paseo después de comer, éste además de relajarte, te ayudará a la digestión.

Buen provecho!!!

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario