Nutrición — 11 marzo, 2016 a las 10:18 am

Cómo saber si lo que tenemos es hambre o antojo

Por

hambre-o-antojo-diferencia-702x409

Muchas veces confundimos el hambre con antojo, lo cual hace que comamos lo primero que encontremos a la mano, que en su mayoría no es nada saludables. Por ello te explicamos la diferencia entre estos dos.

El hambre es una sensación que refleja la necesidad de nuestro cuerpo de recibir alimentos. Desde el punto de vista biológico, el hambre es un mecanismo de defensa, pues si esta sensación no se activara, nuestra salud se afectaría drásticamente.

Nuestro organismo gasta importantes cantidades de energía para poder realizar sus funciones vitales, por lo que después de algunas horas de actividad nuestra energía disponible disminuye. De hecho, no sólo utilizamos energía cuando permanecemos activos, sino también algunos importantes procesos corporales como la digestión, el sueño y el crecimiento involucran un gasto energético, es por ello que en algunas ocasiones sentimos hambre al despertar.

Por otro lado, existen mecanismos complejos que también regulan la presencia del hambre. En ellos participa el cerebro, el tejido graso, el aparato digestivo, un gran número de hormonas y señales químicas corporales.

¿Sabías que el hambre y el apetito no son lo mismo? Mientras que el hambre es una necesidad fisiológica, el apetito –o antojo- es el deseo de comer que se desencadena a causa de una emoción o una estimulación sensorial.

A continuación te mostramos algunas diferencias:

Hambre

– Aparece paulatinamente y su intensidad aumenta poco a poco.

– Sientes el estómago vacío y puedes escuchar los sonidos o crujidos que produce.

– Suele presentarse después de estar varias horas sin ingerir alimentos.

– Comerías prácticamente cualquier cosa para poder calmar la sensación.

– Puede provocar somnolencia, malhumor y sensibilidad.

– También puede provocar dolor de cabeza, mareos o debilidad.

– Si la ignoras, disminuyen tu capacidad de concentración y rendimiento.

– En cuanto ingieres alimento, la sensación de vacío y todos los malestares desaparecen, además de sentirte satisfecho.

Recomendación

Intenta no permanecer mucho tiempo con hambre, pues de lo contrario terminarás ingiriendo más comida de la que tu cuerpo necesita.

Apetito o antojo

– Se presenta repentinamente, de un momento a otro.

– El deseo de comer aparece inmediatamente después de ver un determinado alimento, olerlo o imaginarlo; o al experimentar aburrimiento, tristeza, nostalgia o estrés.

– Es selectivo, es decir, sólo deseas comer cierto tipo de alimento o algún platillo determinado –como un postre-.

– Puede persistir aún cuando te sientes físicamente satisfecho o aparecer poco tiempo después de haber comido.

– Tiene un pico máximo de intensidad, el cual disminuye si lo dejas pasar.

Fuente: Terra Noticias

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario