Nutrición — 7 diciembre, 2015 a las 11:54 am

Primer trimestre del embarazo, qué productos a evitar y qué comer

Por

embarazo

Recientemente en la European Journal of Neuroscience se publicó un estudio titulado “Prenatal exposure to common environmental factors affects brain lipids and increases risk of developing Autism Spectrum Disorders” que básicamente es un repaso de las sustancias químicas que se sospecha o se tiene evidencia de que pueden estar relacionadas con el incremento en el desarrollo del autismo incluyendo cosméticos con ftalatos, productos de limpieza, pesticidas, disruptores endocrinos como el BPA, medicamentos como el ácidoacetilsalicilico …etc, que las mujeres embarazadas deberían evitar durante el primer trimestre.

Muchas de las sustancias que nombran son tóxicas en forma de gas o polvo en suspensión, con lo que la exposición estaría limitada a mujeres trabajando en fábricas donde se produzcan esos productos (PVC y plásticos duros, etc.) o en ambientes muy contaminados.

Y siempre atendiendo a la duración y frecuencia de la exposición y niveles de concentración de esas sustancias.

Algunos como en el caso de medicamentos sí se especifica dosis, pero en la mayoría no se indica específicamente en los estudios revisados, esperando a nuevas evidencias cuando sabemos queno es ético exponer a mujeres embarazadas a riesgos, a ratas sí pero los datos no siempre son extrapolables.

El feto es más vulnerable antes de que se desarrolle totalmente las barreras que son placenta y hemo-encefálica algo que ocurre hacia la semana 10. Durante parte de ese período muchas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas por lo que quizás las precauciones deberían serlo para todas las que son fértiles o pueden quedar embarazadas. Especialmente las que trabajen en ambientes donde se manipulen estas sustancias. El resto es crear alarma gratuita.

¿Qué comer durante el primer trimestre?

Durante esos meses no hay una necesidad de aumentar calorías por demanda del feto, otra cosa es que tu ansiedad te haga comer. No necesitas comer más, necesitas comer mejor.

Si tienes nauseas, no te obligues a comer inmediatamente, intenta beber para mantenerte hidratada, el jengibre da buenos resultados y come cuando puedas. Ciertos olores pueden ser la causa al igual que el hierro que puedes estar tomando en suplementos. La Vitamina B6 (pistaches, cebollas, plátano, aguacates, pollo, hígado, papas) alivia nauseas y vómitos. Mujeres obesas quizás deban suplementarla.

Folato – Ácido fólico (Vit. B9)

Para abreviar digamos que el ácido fólico es la vitamina B9 sintética (suplementos o en alimentos fortificados), folato es la forma que ocurre naturalmente en los alimentos.

Otra diferencia es que no se absorben igual, 1mcg de folato equivale a 0,6mcg de ácido fólico tomado con comidas y 0,5mcg con estómago vacío. El ácido fólico se absorbe mejor, lo que no significa en absoluto, que el nivel que tengamos comiendo sea inadecuado y sea obligatorio suplementar. Si lo haces vigila tener buenos niveles de B6 y B12. Huevos, marisco, cítricos, frutos secos, lácteos, verduras de hojas verdes, pero recuerda si las cocinas que es hidrosoluble, así que mejor no cocidas si tiras el agua y si las guisas cómete el caldo.

Si tienes o has padecido cáncer, suplementar con ácido fólico está desaconsejado (pregunta a tu gineco/obstetra)

Omega 3 (DHA)

A partir de la semana 5 (semana 7 de gestación) necesitamos aumentarlo. El pescado azul se vuelve importante, mejor tomarlo de menor tamaño, pero si es de piscifactoría va a contener menos cantidad que si es salvaje o de pesca extractiva. Si no soportas el olor/sabor del pescado es casi imprescindible un suplemento, vigila que contenga más DHA (+300mg) que EPA (ayuda a absorber el DHA) y que sea sin colorantes u otros añadidos salvo vitaminas A y D3. Madres con niveles altos de DHA se correlacionan con niños con mejor desarrollo neurológico, visual y mejor sueño.

Vitamina D3

Medir para conocer su nivel y mantener un nivel alto durante todo el y también durante la lactancia no solo ayuda a tener un buen sistema inmune sino que evita infecciones vaginales y de todo tipo, problemas respiratorios, que se incrementen las alergias, que se pierda masa ósea y ayuda con el dolor crónico y el proceso del parto. Quizás lo más importante sea que evita el riesgo de desarrollar preeclampsia más adelante.

Si tu ginecólogo te habla de su efecto teratogénico, debes saber que solo se ha estudiado en ratas a dosis excesivamente altas durante al menos 3 meses. En el caso de una mujer sería equivalente a tomar 10,000IU durante 3 meses.

El sol es siempre la mejor fuente antes que cualquier suplemento, pero durante el embarazo debido a los cambios hormonales nuestra piel puede volverse fotosensible y producirse manchas que quedarán para siempre o casi. Tomar lácteos enteros, pescado azul, huevos. Fíjate si suplementas que sea D3 (colecalciferol) en productos enriquecidos y suplementos que solo pongan vitamina D, asumimos que es D2, menos biodisponible y por tanto menos efectiva.

Llegados aquí te contaré un pequeño dato importante. Cuando estamos embarazadas creemos que debemos comer mejor y cuidarnos por el niño o niña que vamos a tener, pero en realidad nuestro organismo se ocupa de él porque está hecho para ello, si tenemos que cuidarnos es un poco por nosotros mismas, porque si nos falta algún nutriente que nuestro organismo pueda quitar de nuestros huesos, músculos o demás tejidos lo hará, antes de que le falten al feto.

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario