Nutrición — 26 octubre, 2015 a las 12:48 pm

¿Será que nuestra comida es menos nutritiva que la de nuestros abuelos?

Por

broccoli

Afirmación que no siempre se hace con datos que la respalden.

En el último número de la revista New Scientist (17Oct2015) se hacen la misma pregunta y después de haber leído el artículo he llegado a la conclusión de que quizás estamos generalizando demasiado y que no siempre cualquier alimento fue mejor antes de 1950 ya que por ejemplo los huevos contienen más cantidad de vitamina D y selenio que hace unos años

En 1999 y 2011 Donald Davis bioquímico de la Universidad de Texas publicó sus estudios donde analizaba la cantidad de nutrientes en frutas y verduras comparándolos con los registrados en 1950 en EEUU.

Sus resultados ofrecían una importante reducción en la cantidad de nutrientes 43% en hierro, 16% en calcio, 15% en vitamina C y hierro, 9% en fósforo y 38% en vitamina B2, pero era limitado ya que no se tenían datos de otros nutrientes importantes como magnesio, zinc, vitamina B6, E o fibra.

En el Reino Unido los datos son similares: menos calcio (-19%), cobre, magnesio, hierro (-22%), potasio y sodio.

Las diferencias pueden ser debidas a las mejoras en los métodos y tecnología actual, mucho más precisa y también habría que tener en cuenta las diferencias propias tanto de la planta como del momento de recolección, pero esto sería igualmente achacable a cualquier estudio comparativo del mismo estilo.

Sin analizar demasiado las causas todo parece indicar que la industrialización masiva en la agricultura es la clave. Centrada en ofrecer cantidad sobre calidad. Frutas y verduras se producen más rápido que nunca y muchas se recolectan cuando aún están verdes, se maduran a base de ácidos en cámaras y apenas han visto un rayo de sol.

Frutas y verduras se producen más rápido pero su capacidad para absorber nutrientes no es mejor.

La contaminación juega su parte y a mayor cantidad de dióxido de carbono (CO2) en el ambiente, menor cantidad de hierro y zinc en como los cereales de los que ya no eran las mejores fuentes pero que en caso que sigan aumentando los niveles actuales, serán aún más bajos.

Y tampoco es que sea primordial el hierro y zinc de estos alimentos cuando el marisco o los huevos son mucho más ricos en estos nutrientes que además son nutrientes con mayor biodisponibilidad. Este tipo de estudios parecen excusas para respaldar la continuada “fortificación” en el procesamiento de cereales.

¿Cuál sería una de las soluciones más obvias? Simplemente aumentar la cantidad de comida, justo al contrario de lo que se recomienda para adelgazar

Otro aspecto a tener en cuenta es saber que una fruta o verdura pierde nutrientes desde que se recolecta, por muy buen aspecto que tenga el brócoli almacenado siete días a 1ºC y 3 a 15ºC ha perdido entre el 71% a 80% de sus glucosinolatos y alrededor del 60% de flavonoides antioxidantes.  Es mucho mejor comprarlo congelado, al igual que la verdura, ya que mantendrían sus propiedades nutricionales.

Aunque no todo van a ser malas noticias y, sorprendentemente, las espinacas bajo las luces fluorescentes aumentan entre un 84 a 100% los niveles de vitaminas C, E, K y B9 tras 9 días de exposición.

El procesamiento de alimentos no siempre es negativo y aunque aún no existen estudios al respecto se presupone que la lechuga ya cortada envasada en atmósfera controlada (sin oxígeno) perdería menos nutrientes.

Resumiendo, ¿Los alimentos que tenían a disposición nuestros abuelos eran más nutritivos? Probablemente, pero vivimos en la época que vivimos y de nada vale lamentarse, lo que puedes hacer es:

  • Consumir alimentos con mayor proporción de nutrientes, el hierro de los alimentos de origen animal es más biodisponible que el de cualquier espinaca por muy bio que sea.
  • No creas que la verdura congelada es de peor calidad que la fresca, es justo al contrario y normalmente sale más barata. (6)
  • Cuando compres fruta y verdura fresca, consúmela lo antes posible, no compres para almacenar.
  • Piensa que siempre va a ser mejor una ensalada, por muy de bolsa que sea, que comer lasaña precocinada.
  • Acostúmbrate a cocinar y comer tus verduras con aceite de oliva, de coco o mantequilla, no vale de nada que tus alimentos contengan muchos nutrientes si no puedes aprovecharlos. Las grasas ayudan a que los nutrientes de nuestras verduras sean biodisponibles.

Referencias:
1.- Impact of Breeding and Yield on Fruit, Vegetable, and Grain Nutrient Content
2.- Effects of elevated CO on grain yield and quality of wheat
3.- Health-Promoting Compounds in Broccoli as Influenced by Refrigerated Transport and Retail Sale Period.

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario