Salud y Vida — 27 marzo, 2015 a las 10:50 am

Advertencias sanitarias en envases de comida rápida

Por

Nos cuesta imaginar el envase en el que va un Big Mac de Mc Donald’s con advertencias sobre lo perjudicial que pueda ser ese tipo de comida, acción similar que se ha llevado a cabo en muchos países y que advierten del peligro del tabaco en sus cajetillas, a base de advertencias o fotografías.

Este sería un envase en el que sólo destacaría la marca, el resto estaría plagado de advertencias de salud y fotografías impactantes sobre los efectos de abusar de los productos de las cadenas de comida rápida.

Aaron Schultz, el fundador en Tasmania (Australia) de un movimiento que lucha para que los anuncios de comidas no saludables no se asocien al mundo del deporte, considera que así deberían ser los envases de la comida que se ofrece en las cadenas de fast food, envases con advertencias sanitarias similares a las del tabaco. Asegura que los consumidores deben saber qué efectos puede tener en la salud el abuso de fast food y nada mejor que unas advertencias gráficas en un envase que no resulte atractivo a los ojos de niños y adultos.

Aaron Schultz critica la falta de etiquetado y la falta de información que permita a los consumidores tomar decisiones informadas. Este activista quiere alternativas que permitan a los consumidores conocer exactamente toda la información sobre la composición de una hamburguesa o cualquier otro producto, e incluso poder conocer la procedencia de los alimentos, es decir, que se muestre la trazabilidad de los productos.

fast foodLa medida que propone es extrema y controvertida. En la fotografía se puede ver una caja de hamburguesa con la imagen de dos niños con sobrepeso, y en el lateral una advertencia sobre las consecuencias de consumir este tipo de comida. Con esta acción quiere que los restaurantes de comida rápida cambien el modo en el que promocionan sus productos a la infancia, ya que el activista está preocupado porque una cuarta parte de los niños de entre 5 y 17 años de Australia sufren sobrepeso u obesidad, mismo problema que encontramos agravado en México.

A Aaron Schultz le molesta enormemente que marcas de productos que no son saludables estén implicadas en el mundo del deporte, que se anuncien, patrocinen e intenten asociar sus productos a algo tan saludable como el ejercicio físico. Hay quien asegura que aunque los consumidores tienen derecho a estar informados sobre los productos que consumen, es difícil que un Gobierno obligue a las empresas a incluir en los envases de comida rápida advertencias sanitarias.

La fotografía del Big Mac de McDonald’s en un envase genérico fue compartida en Facebook y de momento ya ha recibido más de 59.700 “Me gusta”. Según el Daily Mail, el periódico con sede en Australia, se ha puesto en contacto con la cadena de comida rápida para conocer su opinión sobre el tema, es posible que ni siquiera contesten, ya que quizá lo mejor es no dar protagonismo al tema.

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario