Salud y Vida — 29 diciembre, 2014 a las 11:44 am

Platos con más calorías que una hamburguesa con queso

Por

Estas fiestas navideñas engordaremos entre dos o cuatro kilos de media, y todo y que lo llevan diciendo desde hace años los expertos, resulta difícil no ceder ante la tentación.

ensalada cesarPara poder ir remediando el saber cuantas calorías ingerimos, a partir del próximo enero en Estados Unidos las cartas de los restaurantes van a tener que incluir, de manera detallada, un listado que indique las calorías y los valores alimenticios de su carta, incluido el alcohol. La iniciativa es un nuevo paso del Obamacare, es decir la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, una de las propuestas más importantes de la actual legislatura de Obama y que pretende, al menos en el ámbito de la restauración, informar y educar a los ciudadanos en materia nutricional.

Y de lo primero que se van a enterar los estadounidenses con esta medida es que comen muchas, muchísimas calorías a diario. Los medios ya han empezado a sacar jugosos reportajes. En The New York Times han publicado un especial comparando distintos menús con una única cosa en común: todos aportan una media de 2000 calorías, que es asimismo la ingesta recomendada que un adulto debería tomar a diario. El resultado es revelador: sólo un menú de hamburguesa doble con queso, aros de cebolla y batido de vainilla suma todas esas calorías.

Caramel Corn in Striped ContainerPero aún es mucho más escalofriante descubrir que hay muchos platos que ingerimos y que son superiores a las 2000 calorías de la típica hamburguesa con queso. Una ración mediana de palomitas bañadas en mantequilla contienen más calorías que una hamburguesa simple (1610 contra 300). La ensalada César no queda libre de grasas ya que pensamos que al ser ensalada, es sana pero contiene 1000 calorías contra las 300 de la burger. Un batido de vainilla (1ooo calorías), un pollo rostizado (1100 calorías), un sándwich de pavo con aderezo (1300 calorías), 100 gramos de queso Emmental son 400 calorías o bien dos copas de whisky, superan al aporte caloríco de la hamburguesa simple.

En cuestión de alimentación no se trata tanto de lo que uno come sino de cómo se come: evitar excesos y no caer en comportamientos compulsivos de comer todo lo del plato, sobretodo cuando te sirven cantidades sobrenaturales. Este proyecto, que ya va a ser realidad, pretende simplemente evitar esas tentaciones de ingerir comida con exceso de calorías, de grasas insaturadas y educar al ciudadano a comer de una manera más sana.

 

Acerca de 

Mi profesión que es la nutrición encierra muchos logros y éxitos que llegan por sí solos cuando veo a cada uno de mis pacientes preocupados e interesados por conocer cuál es la manera ideal de llevar buenos hábitos y aprender las formas y los modos de tener una mejor calidad de vida.

Soy parte del Grupo Obegenics (Science in Nutrition) que nació por el compromiso con México para poder contribuir a combatir el alto grado de obesidad en nuestro país.

Deja un comentario