Cuando las personas empezamos a llevar un plan de alimentación saludable, que generalmente son los lunes, puede que todo vaya muy bien, pero por el miércoles flaqueamos y tenemos un atracón de comida.

Antes de resignarte y continuar consumiendo alimentos que no le hacen bien a tu cuerpo, te dejamos algunas recomendaciones para poder lograr tu objetivo, bajar de peso.

-Elimina el “todo o nada”, si comiste algo de más vuelve con tu plan alimenticio en la próxima comida, ojo no es la próxima semana.

-Deja de culparte por tropezón que acabas de caer y mejor analiza qué es lo que te hizo caer en la tentación, es importante saber cuáles son tus detonantes de comida.

-Comprométete, es importante recordar que una recaída no tiene por qué arruinar todo el trabajo logrado anteriormente, así lo mejor es renovar tu compromiso.

-Solicita ayuda.- Es válido que tus amigos, familiares o colegas del trabajo te apoyen en este difícil cambio de hábitos alimenticios, de esta manera será más fácil lograr tus objetivos.

– Si la comida era tu premio, cámbialo por un libro, un paseo, etc, algo que sea benéfico para tu bienestar, de esta manera tendrás tu gratificación y evitarás la ansiedad.

Es importante que recuerdes que el primer paso ya lo diste, iniciar el programa de Blastdiet 7-30 para llegar a tu peso ideal. Cada persona tiene sus propias dificultades para cambiar sus hábitos alimenticios, por ello no te dejes vencer por un tropezón.

Conforme vayan pasando los días,  cada vez serán más aislados los episodios de atracones de comida, lo importante es ser constante.

Fuente: Cormillot