No te creas todo lo que dicen sobre la forma más sencilla de bajar de peso, en la mayoría de los casos son falsedades. Por ello, te mencionamos algunos de los mitos más comunes.

Tomar mucho té verde

Hay investigaciones que demuestran que tomar té verde puede ayudarte a bajar de peso, pero los efectos no son la gran cosa. Tienes que tomar de 2 a 4 tazas de té verde para quemar 50 calorías.

Dejar el gluten

Los alimentos sin gluten en realidad tienen más azúcar y no sólo te hacen subir de peso, sino que propician los antojos.

Dejar los lácteos

Obviamente todo en exceso es malo, pero en una dieta normal nada debería estar prohibido.

Eliminar el consumo de grasas

Reducir drásticamente tu consumo de grasas en realidad dificulta la pérdida de peso. Recibir menos del 15% de grasa en tu dieta puede desnivelar tus hormonas y, por ende, crear antojos y aumentar el apetito.

Evitar comida en la noche

Comer en la noche no sube de peso, pero atascarte con todo lo que encuentras en el refrigerador sí. La gente tiende a comer mal en las noches, así que no pone atención a las cantidades. Todo esto es el resultado de la fatiga, el hambre acumulado y el fin del día.