Las personas que comen arroz blanco con regularidad, tienen un riesgo significativamente mayor de diabetes tipo 2, según un análisis internacional reciente.

La Escuela de Salud Pública en Harvard investiga los resultados de cuatro estudios anteriores realizados en Estados Unidos, Australia, China y Japón. Ninguno de los participantes tenía diabetes al comienzo de los estudios. En general, los ensayos incluyeron a más de 350.000 participantes de 4 a 22 años.

Entre más blanco mas alto el IG

Los investigadores dirigidos por el Dr. Qi Sun, encontraron una fuerte asociación entre el consumo de arroz blanco y la diabetes tipo 2. El vínculo era más fuerte en las mujeres que en los hombres, según un estudio publicado en línea el 15 de marzo del 2012 en la revista British Medical Journal.

Entre más blanco el arroz que una persona consume, incrementa  su riesgo de padecer diabetes tipo II. Por ejemplo, para cada porción de arroz blanco (suponiendo que 158 gramos/6 oz por porción) hubo un 10 por ciento más de riesgo de diabetes, esto es lo que el equipo de Harvard estima.

En comparación con el arroz integral, la variedad blanca tiene menores niveles de nutrientes como fibra, magnesio y vitaminas, anotó el equipo. El consumo de algunos de estos nutrientes también están asociados con la reducción de riesgo de una persona a padecer  diabetes, según los investigadores.

Entre más obscuro el arroz, más fibra contiene.

Entre más obscuro el arroz, más fibra contiene.

Arroz blanco: es el principal tipo de arroz comido en todo el mundo. Tiene  altas puntuaciones en el índice glucémico (IG), que es una medida de cómo los alimentos afectan los niveles de azúcar en la sangre. Las dietas altas en IG se asocian con un mayor riesgo de diabetes tipo 2.

“Estos resultados son muy significativos”, dice Karen Congro Dietista, Directora del Programa de Bienestar para la Vida en el Centro Hospitalario de Brooklyn, en Nueva York. Ella estuvo de acuerdo con los investigadores que, “debido a que es un carbohidrato simple, el arroz blanco es también un alimento de alto índice glucémico y puede ser responsable de los picos altos de azúcar en sangre, incluso para personas que no tienen diabetes”.

Otro experto dijo que los cambios de estilo de vida, incluyendo la elección de alimentos, es fundamental para protegerse de  diabetes.

“En nuestras sociedades desarrolladas, no hacemos ejercicio y comemos más, por lo que los aumentos profundos en la obesidad y la diabetes se asocian con una mayor morbilidad y mortalidad”, dijo el Dr. Spyros Mezitis, endocrinólogo del Hospital Lenox Hill en Nueva York. “Nuestra investigación debería centrarse en la manera de comer menos y consumir alimentos de índice glucémico más bajo, hacer más ejercicio para de esta forma prevenir la diabetes y la obesidad”, dijo.

Según Congro, hay alternativas más saludables que el  arroz blanco.

“Cuando usted come diario arroz blanco, se está perdiendo una oportunidad de tener fibra en su dieta”, dijo. “También  le falta una gran variedad de vitaminas que son eliminadas en el proceso de hacer el arroz blanco”.

Los granos enteros, como la cebada o la quinoa, pueden ser opciones más saludables. “Hay todo un mundo de granos enteros que la gente debe considerar para su exploración”.

El estudio encontró un vínculo entre el consumo de arroz blanco y la diabetes, pero no prueban que el arroz sea el detonante de diabetes.

Foto: jlastras via photopin cc