azucarUna dieta pobre puede causar efectos en la salud del cerebro. Se sugiere que comer una gran cantidad de azúcar u otros carbohidratos pueden ser peligrosos tanto para la estructura como para la función cerebral.

La diabetes, que se caracteriza por niveles crónicamente elevados de glucosa en la sangre, se ha relacionado con un elevado riesgo de demencia y un hipocampo más pequeño, una región cerebral importante para la memoria. El nuevo estudio buscó identificar si la glucosa tuvo un efecto en la memoria, incluso en personas sin la enfermedad porque podría inducir a otros cambios en el cerebro que confunden los datos. En el experimento, los investigadores del Centro Médico de la Universidad Charité de Berlín evaluaron marcadores de glucosa, tanto a corto como a largo plazo en 141 adultos sanos no diabéticos de mayor edad. Los participantes realizaron una prueba de memoria y se evaluó la estructura de su hipocampo.

El exceso de azúcar conlleva pérdida de memoriaLos niveles más altos de ambas medidas de glucosa se asocian a una peor memoria, así como a un hipocampo más pequeño y la estructura del hipocampo comprometida. Los investigadores también encontraron que los cambios estructurales quedan parcialmente explicados por la relación estadística entre la glucosa y la memoria. Según los dos coautores del estudio, los resultados “proporcionan una prueba más de que la glucosa puede contribuir directamente a la atrofia del hipocampo”.

Estos resultados indican que, incluso en ausencia de diabetes o intolerancia a la glucosa, niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar el cerebro y alteran la función de la memoria, las intervenciones dietéticas o de estilo de vida pueden revertir estos cambios patológicos.