omega krill

Viene de la parte 1…

 

Las bajas concentraciones de EPA y DHA son conocidas por acelerar el deterioro cognitivo y por aumentar el riesgo de cambios de humor y trastornos de humor. Se encontró que las personas que sufrían de depresión tenían niveles bajos de omega-3 en la sangre, comparado con las personas que no sufrían de depresión. De acuerdo con el informe publicado en el 2007 en “The Alternative Medicine Review”, el DHA Y EPA en el aceite de Krill disminuyen una variedad de trastornos mentales y cerebrales, incluyendo autismo y dislexia.

El DHA también protege sus células de mutaciones genéticas que pueden conducir a enfermedades como el Parkinson y otros tipos de Alzheimer, al evitar que ciertas proteínas se “plieguen” correctamente, como resultado de esas mutaciones.

El aceite de Krill es un poderoso Anti-inflamatorio.

Los ácidos grasos desempeñan un papel muy importante en la inflamación. Producen compuestos llamados resolvinas y protectivas, que ayudan a calmar la inflamación antes de que dañe sus tejidos. Varios estudios han sido publicados acerca de la notable eficacia del Krill en la lucha en contra de los trastornos relacionados con la inflamación, como la artritis. Dos de los estudios más importantes son:

–                       Journal American College of Nutrition, investigó la capacidad del aceite de Krill para reducir la inflamación. Los investigadores encontraron que reduce significativamente el dolor, la rigidez y el deterioro funcional después de sólo 7 días e incluso de manera más profunda después de los 14 días.

–                       American Journal of Gastroenterology, demostró hallazgos similares con respecto a la reducción de la inflamación y los síntomas de artritis, tanto para quienes sufren de artritis reumatoide y osteoartritis.

El aumentar el consumo de omega-3 en la dieta está relacionado con una supervivencia prolongada de pacientes con enfermedad arterial coronaria. En realidad el beneficio tiene que ver con la prevención del acortamiento de los telómeros, aquellos que tienen los niveles de DHA y EPA más altos tienen un cambio mínimo en la longitud de los telómeros.

Si no estás familiarizado con los telómeros, éstos podrían ser una de las CLAVES para entender el envejecimiento. Se encuentran en la punta de cada brazo de tus cromosomas. A lo largo de tu vida, tus telómeros se acortan cada vez que una célula se divide. Los radicales libres también pueden romper los telómeros, se cree que esto acelera el envejecimiento. Así que, hemos visto que el aceite de Krill puede ofrecer beneficios a tu corazón y cerebro e incluso podría hacer más lento el proceso de envejecimiento y reducir las posibilidades de morir por cualquier causa.

El veredicto es: el aceite de Krill podría ayudar con, literalmente, docenas de enfermedades.omega krill

Resultados positivos abrumadores por parte de estudios científicos acerca de los beneficios a la salud, han provocado una oleada de interés por parte de investigadores médicos. En la actualidad, el aceite de Krill es uno de los temas más candentes en la investigación de las grasas omega-3 en el último año. Las implicaciones son realmente profundas y estoy segura que en el futuro habrá muchas más investigaciones sobre el Krill.

Por favor recuerda que es mucho mejor recibir los nutrientes de los alimentos. Si no fuera porque las vías fluviales en el mundo están contaminadas, no recomendaría los suplementos de omega-3, pero desafortunadamente este no es el caso. Como puedes ver en este artículo, las grasas omega-3 son esenciales para tener una vida saludable. Por lo que recomiendo a la mayoría de las personas considerar consumir omega-3 de alta calidad como lo es el aceite de Krill. La calidad es primordial al elegir cualquier tipo de suplemento y el aceite de Krill no es la excepción. El único tipo de aceite de Krill que yo recomiendo es el auténtico del antártico.

Norma Rabago

 

Credito: Norkrill via photopin cc