Te compartimos 50 razones sobre la leche que merece la pena que leas y tengas en cuenta antes de decidir si tomarla o no.

1. El hecho de que hoy día la leche sea un alimento a limitar más que a consumir, no es por la leche en sí, sino por cómo la hemos adulterado.
2. La leche de vaca se ha consumido en Occidente por siglos, sin ningún problema. A lo sumo la fiebre de Malta, que acabó con el pasteurizado.
3. El problema es que su consumo ha aumentado tanto, que su producción tuvo que optimizarse a nivel industrial para atender tanta demanda.
vacas4. Cuando pensamos en leche solemos imaginarnos a un señor mayor en una sillita ordeñándola artesanalmente. Nada más lejos de la realidad…
5. Hace algún tiempo, cuando la leche aún era un gran alimento, una vaca se ordeñaba 5 meses al año. Hoy día se las ordeña 300 días por año.
6. De esos 300 días, la mayor parte de ellas están embarazadas. Esto se traduce en una gran presencia de hormonas en la leche resultante.
7. La leche de una vaca embarazada contiene hasta 33 veces más sulfato de estrona que la leche de una no embarazada, y 10 veces más progesterona.
8. Este excesivo aporte de estrógenos ha llevado a la Harvard School of Public Health a poner la leche en el punto de mira de sus estudios.
9. La excesiva presencia de estrógenos en la leche se ha relacionado recientemente con el aumento de cáncer de testículos, próstata y mama.
10. Supongo que por ello Harvard retiró el icono de los lácteos de su “healthy plate” contradiciendo el My plate oficial.
11. Ahora Harvard incluye en su “plate” el icono de un vaso donde se lee claramente “water”. Sólo en el lateral menciona la dosis de lácteos.
12. Al tema hormonal, que ya es suficientemente grave, únanle los residuos de antibióticos y otras hormonas que POR LEY se inyectan al ganado.
13. La Somatotropina bovina (BST), se sintetiza en laboratorio. Su forma recombinante (rBST) se inyecta para aumentar la producción de leche.
14. La Somatotropina bovina recombinante se comercializa con el nombre de POSILAC. Adivinen quien es la única empresa que la comercializa…
15. MONSANTO. Vieja conocida de los que investigamos la seguridad alimentaria y nutricional, y defendida por todo “quimioguay” que se precie.
16. La rBGH esta prohibida en Canadá, Japón, Australia y los 27 países de la Unión Europea por sus demostrados efectos negativos en la salud.
17. En EEUU y Argentina, la rBGH sigue utilizándose indiscriminadamente. Curiosamente, dos de los “paraísos transgénicos” de #Monsanto.
18. Además de sus efectos en la salud humana, la rBGH produce mastitis en un 80% de vacas inyectadas (según estudios de la propia Monsanto!)
19. La solución, adivinen: más antibióticos inyectados para curarles la mastitis. Ah! Y la pus que supuran las mamas, adivinen donde va.
20. Todo este cóctel de residuos de hormonas, antibióticos y sustancias varias va directamente a la leche, concretamente a su fracción grasa.
21. Para su sorpresa, les diré que la presencia de pus (o de sus componentes) en la leche que consumes, está legalmente permitida.
22. Obvio que no todas las leches son iguales.
23. Como en todo, no se debe generalizar, pero en general es preocupante. Por suerte aún hay países como Nicaragua donde la leche es la que era.
24. Lo dicho hasta aquí se refiere sólo a hormonas, antibióticos etcétera, pero hay otro punto importante: la alimentación de las vacas también ha cambiado.
nino tomando leche25. Ya sabemos que somos lo que comemos ¿no? Pues las vacas también, y esa alimentación se refleja en la composición nutricional de su leche.
26. ¿Cómo va a ser igual la grasa de la leche de una vaca que comía hierba rica en omega 3, que la de una actual que come cereales ricos en omega 6?
27. La porción grasa de un alimento es quizá la más importante para nuestra salud, seguida de la proteica. La de la leche dejó de ser sana.
28. Visto que lo negativo nutricionalmente se concentra en la grasa, seguro que ya están pensando en la solución: ¡la leche desgrasada! Pues no.
29. Las vitaminas liposolubles como la A y la D, desaparecen al desgrasar la leche. Si se las agregan, tendrás que tomar grasa para absorberlas.
30. ¿De qué sirve tomar leche desgrasada por muy enriquecida que esté si luego tengo que tomar otra grasa para absorber sus nutrientes?
31. La leche desgrasada tampoco parece tener ningún efecto en prevención de obesidad.
32. Sigamos buscándole beneficios a la leche que no tengan otros alimentos “no profanados” por la mala praxis de la industria… ¿El Calcio?
33. El hecho de que un alimento sea rico en un nutriente, no implica que vayamos a absorberlo todo.  Aquí entra la biodisponibilidad.
34. Estados Unidos es el mayor consumidor de leche de vaca del mundo, y también el rey en osteoporosis. En Grecia ocurre algo parecido… ¿qué estará mal?
35. Probablemente, como cada vez más estudios confirman, el exceso de calcio sea más perjudicial que beneficioso.
36. Si de calcio se trata, hay alimentos como las almendras (y su leche) que, en mi opinión, suponen mejor fuente de éste y otros minerales.
37. Hay un nutriente en la leche que sí es especial: la proteína del suero de leche o Whey Protein, vieja conocida de todos los amantes del fitness.
38. La Whey Protein es especial por ser la de mayor valor biológico conocida. Hoy día, es fácil comprarla ya aislada.
39. Así, por mucho que busco una razón nutricional para tomar leche de vaca y correr el riesgo de sus “nuevos integrantes”, no la encuentro.
40. Probablemente en su día fue un buen alimento que complementar con el resto. Lástima que NOSOTROS lo hayamos convertido en uno a limitar.
41. Insisto, no estoy en contra de la leche, sino de lo que la industrialización mal entendida y la mala praxis en su obtención han hecho de ella.
42. Sin embargo, hay que saber que nuestro estómago no está adecuado para este alimento. Existen dos enzimas, la renina y la lactasa, que son las encargadas de descomponer y hacer digestible la leche de vaca.
43. También hablaré después de los otros lácteos (quesos, yogures y fermentados).
44. Sobre la leche de soya , a juzgar de los estudios hasta la fecha, sigo pensando que no es la mejor alternativa, aún si es la “no transgénica”.
45. Leche de almendra, de avena, de arroz…hasta de alpiste he visto. Todas parecen mejores alternativas, si es leche lo que quiere beber.
46. Todas las leches “vegetales” se pueden hacer en casa. Hay numerosas recetas en Internet para hacerlas sin mayor esfuerzo.
47. Por último, NO sigan con eso de que el hombre es el único animal que bebe leche después del destete. Es ridículo ese argumento…
48. Obvio que ningún animal puede ordeñar una vaca, o comprar su leche en el súper, pero si se la dan en un platito, verán si se la bebé o no.
49. Y aquello de que no necesitamos leche después de la lactancia… tampoco necesitamos chorizo, y qué rico está. ¡Discutan con argumentos!
50. Realmente ¿necesitamos beber leche? No.

Les digo, “nos programaron para tomar leche de vaca”.

¡Somos la única especie que continúa bebiendo la leche después de que hayamos parado el amamantamiento y somos la única especie que bebe la leche de otras especies!