02H59543Un nuevo estudio muestra que la falta de ejercicio puede ser responsable del doble de muertes que la obesidad en Europa. Publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, el estudio concluye que cada año mueren 600.000 personas por la falta de actividad, más del doble de los 300 mil que pierden la vida por sobrepeso.

Se podría concluir, a grandes rasgos, que el peso de una persona es el resultado de un simple balance: las calorías que ingiere frente a las que gasta.

Los investigadores de este estudio realizado por la Universidad de Cambridge y liderados por Ulf Ekelund, de la unidad de Epidemiología de la universidad, se han basado en un macroestudio que ha seguido a 334.161 europeos (hombres y mujeres) durante 12 años.

03C74417“El mensaje es simple: un poco de actividad física al día puede producir evidentes beneficios en la salud de las personas que ahora son inactivas”, concluyó Ekelund. “Aunque hemos encontrado que bastan 20 minutos para que haya una diferencia, en verdad deberíamos aspirar a más. La actividad física ha demostrado que tiene muchos beneficios para la salud, y debería ser una parte importante de nuestra rutina diaria”, ha añadido. Esos 20 minutos, dedicados a un paseo enérgico, podrían consumir entre 90 y 100 calorías, y reducir el riesgo de muerte prematura entre un 16% y un 30% en el grupo de los inactivos, aunque todos, incluidos los obesos, notan su efecto beneficioso.

Si el tiempo de actividad se incrementa ligeramente y se realizan al menos 30 minutos, no sólo se reduce esta mortalidad, también se incrementa la calidad de vida.

Lo importante es añadir años a la vida, pero también vida a los años.