imagen-obesidad..guata_-300x180Mientras que los hombres envejecen, muchos quedan atrapados en un ciclo vicioso que conduce a la obesidad abdominal y que es peligrosa para la vida.
No importa cómo, mucho de ellos se ejercitan y cuidan su dieta sin obtener resultado alguno, solo acúmulo en su vientre. Los estudios publicados han demostrado que la testosterona baja y la obesidad se refuerzan, atrapando a hombres en un espiral de aumento del peso y de imbalances hormonales.

A pesar de esta extensa amenaza para la salud de los hombres, la mayoría de los médicos no analizan los niveles de testosterona en sus pacientes masculinos obesos. Si lo hicieran, millones de hombres podrían ser protegidos contra el látigo del síndrome metabólico, de la diabetes tipo 2, de la tensión arterial alta, de la aterosclerosis y del cáncer.

La obesidad, es la principal causa en un hombre para que los niveles de la Testosterona (hormona masculina) disminuya. La grasa en el hombre contiene diversas enzimas que se encargan de convertir esta hormona en Estrógeno que es la hormona femenina y muchas veces esta es la razón de muchos problemas en el hombre: aumento de los pechos, alteraciones en la libido y problemas en la próstata, entre otras.

Nuevos evidencias han demostrado que la caída de Testosterona puede predecir el desarrollo de obesidad y síndrome metabólico ya que esta hormona tiene fuerte impacto sobre muchos aspectos del metabolismo, más notablemente la glucosa, insulina y la regulación de la grasa.

La caída de los niveles de Testosterona en el hombre que envejece nos explica porqué, este, tiene dificultad para quemar esa grasa aún con dieta y ejercicio, por lo tanto el análisis regular de la hormona nos podría prevenir muchos problemas metabólicos y así mantenernos con niveles óptimos durante muchos años evitando la aparición de síndrome metabólico y sus complicaciones.

El remplazo de testosterona en el hombre ha sido probada como un efectivo tratamiento en el sobrepeso, pérdida de grasa, resistencia a la insulina y recuperación de la libido, por lo que todos los hombres de cierta edad deberían de analizarse sus niveles para evitar muchas complicaciones a la larga.