Actualmente la mayor preocupación de los padres, es que su hijo se alimente bien y que tenga todos los nutrientes necesarios para crecer, mejorar su sistema inmune y aprender todo lo que se le enseñe en la escuela. Existen muchas marcas en el mercado dando aportes necesarios de vitaminas esenciales a nuestros niños, pero ¿es realmente necesario?. La respuesta es SI, sobretodo en este orden: Multivitamínico, Vitamina D, Omega 3 y Calcio. El aporte de un multivitamínico es un seguro de vida si es que se consume diario, afirmación sustentada por el Departamento de Salud Pública de la Universidad de Harvard, por lo tanto dada las aficiones de nuestros hijos por la chatarra, lo anterior se justifica.

Con base en los resultados de la Encuesta 2004 del Canadian Community Health, un nuevo informe de Salud de Canadá, publicado en 2012, encontró que la dieta de los niños canadienses no contienen cantidades adecuadas de la mayoría de vitaminas y minerales, con la notable excepción de la vitamina D y el calcio. El informe también encontró que casi una cuarta parte de los niños con edades desde cuatro hasta ocho años, tenían una ingesta insuficiente de calcio, mientras que más de un tercio de las edades de los niños de nueve a 18 años y más de dos tercios de las niñas de la misma edad,  no estaban recibiendo lo suficiente de calcio. Además, el informe expresa preocupación por que los niños no podrían satisfacer sus necesidades de fibra, así como también estos niños  no estaban recibiendo suficientes cantidades de  grasa en sus dietas.

ojo de bebe
Aunque la mayoría de los pediatras coinciden en que la primera línea de defensa de los padres debe ser la dieta, reconocen que los horarios tan ocupados, hacen que sea difícil para nosotros darles comidas saludables (en su  lugar les damos bocadillos procesados ​​y bebidas energéticas  a nuestros hijos). Al mismo tiempo, la investigación médica ha despegado, los médicos y el público en general han aprendido mucho más sobre la importancia de los nutrientes y suplementos.

“Si usted come alimentos saludables como pescado, frutas y verduras, no es necesario un suplemento, a excepción de la vitamina D”, dice Peter Nieman, pediatra en Calgary y el fundador de healthykids.ca.

Un punto relevante a esta afirmación es que  el pescado que se puede conseguir en México, no es de aguas frías y además puede contener cantidades impresionantes de plomo, cadmio y mercurio, por lo tanto un aporte de Omega 3 se ve muy empobrecido para el aprendizaje en la escuela. Si nos damos cuenta, sólo un 10% consume lo que idealmente los médicos les mandamos a nuestros pacientes, un 30% trata y casi un 50 o 60% no lo hace, por lo que un multivitamínico es la regla principal.
La dietista registrada Jackie McKenzie de Canadá, está de acuerdo. Las multivitaminas contienen dosis bajas de vitaminas A, B, C, D y E, así como algunos minerales, pero la mayoría de los niños reúnen el consumo de dichos requisitos (a excepción de D) a través de la dieta. En general hay muchos niños que no están recibiendo la cantidad adecuada de vitamina D, calcio y omega 3. Evalúe la dieta de su familia y tome consejos  con un profesional; hasta las compañías de vitaminas les adviertan que estas,  son un complemento a la dieta.

La vitamina D

Considerada como una vitamina milagro y preventiva para todo, la vitamina D es producida de forma natural por el cuerpo a través de la exposición solar. El problema en México es que nunca  exponemos a  nuestros niños  al sol el tiempo necesario, y si los exponemos los cubrimos inmediatamente de protector solar. “A causa de esta fobia al sol, la gente exagera y los niños no obtienen su vitamina D”.

Muchos alimentos están fortificados con vitamina D, como la leche, el jugo de naranja y los productos de soja, pero, estos alimentos no son suficientes por sí solos. Tan sólo 10 ó 20 minutos de sol sin filtrar es todo lo que los niños necesitan para producir suficiente vitamina D.

Recomendaciones diarias: Niños en edades de cero a uno necesitan 400 unidades internacionales (UI) al día, las edades de dos a 12 años necesitan 800 UI al día, y los adolescentes necesitan 1.000 UI al día. Ejemplo: 75 g de salmón rosado enlatado = 435 UI; 1 cápsula de KIdOmega trae 100 UI de vitamina D además de Omega 3.

Calcio

Los niños comienzan la vida con un alto contenido de calcio, pero a medida que crecen, su bebida original de elección puede ser substituida  por las bebidas de jugos, gaseosas o energéticas. “Es una preocupación en materia de salud infantil y por el estado de los huesos”, dice McKenzie. ” Lo que uno quiere es mejorar al  hueso y por eso se  necesitan calcio y vitamina D.”

Los padres deben servir más leche, yogurt y queso. Si usted tiene una hija entre las edades de 10 a 13 años, sabemos que estos son los años críticos para la ingesta de calcio, lo que podría determinar si ella desarrolla osteoporosis más adelante en la vida. Si un niño evita todos los productos lácteos por cualquiera que sea la razón –  intolerancia o alergias –  ella no está consumiendo suficientes lácteos, por lo que  un suplemento es importante.

Recomendaciones diarias: Niños de edades de uno a tres años necesitan 700 mg al día; las edades de cuatro a  siete años, 1.000 mg al día;  los niños de nueve a 18 años necesitan 1.300 mg al día. Ejemplo: 2 tazas de leche = 600 mg

ninos-omega3

Ácidos grasos omega 3

Considerados como impulsores cerebrales, los ácidos grasos omega-3  se encuentran en los aceites de pescado, los huevos fortificados, productos lácteos, aceite de canola, linaza y las nueces. Una a dos porciones de salmón a la semana aportan muy bajas cantidades de estos ácidos grasos. Por la razón anterior es que estos niños deben de ingerir suplementos con omega 3.

Recomendaciones diarias: niños hasta un año necesitan 0,5 grms. (gramos)/ día; entre uno y tres años 0,7 grms/ día;  niños de entre cuatro y ocho años  0,9 grms./día. Los niños con edades de 13 años deben comer 1,2 grms/día mientras que las niñas de esta edad necesitan por lo menos 1 grms/día. Ejemplo: 1 taza de frijoles = 0,3 grms.

Fibra

El 50 por ciento de los niños no reciben suficiente fibra. Las frutas y verduras son las mejores fuentes de fibra dietética, pero muchos niños no comen productos frescos tan seguido como debieran. Un gran consumo de alimentos industrializados y refinados, carecen de fibra además de azúcares, por lo que casos de estreñimiento es muy frecuente ver en niños. Tal motivo es lo que debe alentar a que sus hijos consuman más agua y más fruta y verdura o así también algún suplemento con fibra.

Recomendaciones diarias: para niños de uno a tres años las  necesidades son de 19 grms/día; de cuatro a siete años 25 grms./día; las niñas de nueve a 18 años deben comer 26 grms/día mientras que los niños de nueve a 13 necesita 31 grms./día; los chicos de 14 a 18 necesitan 38 grms/día. Ejemplo: 1 taza de arándanos = 4 g