niños y hortalizasDurante las vacaciones de verano, los niños están más relajados de sus obligaciones diarias por un periodo de 6 semanas aproximadamente. Cambian su rutina y sus hábitos y como no, la manera de alimentarse. Con todo, debemos cuidar de su alimentación para “no caer” en la temible comida chatarra o bien en malos hábitos que nos van a acarrear bastantes problemas.

Les compartimos cuáles son los alimentos más recomendables para este periodo vacacional.

1. Frutas de temporada: se pueden preparar de manera divertida, partidas a trozos, en macedonia, regadas con un jugo natural, leche fresca o bien un yogurt. Es una buena manera de que se sientan refrescantes y coman sano. La fruta les llenará de una gran cantidad de vitaminas y minerales, imprescindibles para su crecimiento.

2. Verduras y hortalizas: una manera que les encanta la verdura a los niños es en cremas frías o templadas, y más si están de vacaciones en un lugar caluroso o de playa. O bien en frescas ensaladas con gran variedad de colores.

nina y manzana3. Nieves y raspados: pueden prepararlos de una manera simple en la casa. Con combinaciones de frutas, con leche, yogurt o bien agua o hielo y al congelador.

4. Jugos y malteadas: que sean de frutas, también les dará la ventaja de tomar fruta fresca de otra forma.

La alimentación es muy importante, pero tal y como comentamos anteriormente, los horarios son fundamentales. Es normal relajarse en vacaciones pero siempre que se pueda, es imprescindible mantener el horario para regular el apetito en los niños, favorecer su digestión y evitar gases, estreñimientos o bien otros problemas intestinales.

La composición de su dieta deberá de basarse en un 60% aproximado de hidratos de carbono (cereales, pasta, arroz, papas, lentejas, frutos secos, ejotes…), un 30-35% de proteínas (carne, pescado y huevos) y un 30% de grasas.

¡No olvidemos que no dejan de ser niños y algún antojo dulce no está prohibido!