Los chícharos son semillas redondas, pertenecen a la familia de las legumbres, son de textura suave y su color es verde brillante, por lo que le dan a nuestro organismo un gran poder nutritivo. Estas exquisitas legumbres, se pueden utilizar en variadas preparaciones, desde ensaladas, entre otras.

Son excelentes para regular y generar la energía que necesitan los músculos durante la práctica de actividad física; ayudar al metabolismo en los nutrientes provenientes de otros alimentos, y mantener controlados los niveles de azúcar en sangre (glucemias).

Los chícharos son ricos en hidratos de carbono, proteínas del tipo vegetal y fibra. Además aportan al organismo, vitaminas del complejo B y A.

Son ideales para niños y jóvenes en crecimiento, ya que aportan las proteínas necesarias para el desarrollo y renovación celular.

El aporte energético es muy diferente si se trata de chícharos frescos (unas 74 kcal/100 g) o secos (con un contenido calórico de unas 317 kcal/100 g). Este contenido calórico es debido principalmente a la presencia de hidratos de carbono (56%) y proteínas (21,6%), ya que su contenido en grasa es poco significativo (2,3%).