desayuno saludable

El desayuno es una comida con características muy propias y peculiares por ser la ingesta alimentaria que va precedida del periodo de ayuno y descanso más prolongado de todo el día.

Además, es la ingesta que tiene mayor capacidad de inducir saciedad  durante el día y suele acompañarse de apetito o avidez hacia alimentos bastante  diferentes de lo que nos apetece más tarde durante el día. Es decir, se nos suele antojar comer pan, lácteos, cereales  o fruta y no nos apetece comer carne, pescado ni verduras.

La importancia del desayuno radica en que durante la noche  el organismo recurre a fuentes de energía diferentes del resto del día debido al ayuno prolongado y  por ello en  la mañana el organismo necesita mucho  la energía del alimento.

En caso de que no desayunemos  no se llega a producir la secreción propia de insulina y otras sustancias que hacen que persista y se potencie el metabolismo que se había activado por la noche el cual  activa la liberación de ácidos grasos de los depósitos naturales del cuerpo.

Por esta razón tenemos avidez por alimentos diferentes por la mañana y es por la presencia de más ácidos grasos en sangre que pueden, incluso, percibirse por un aliento característico.