La gran mayoría del endulzante que se consume en México y América Latina proviene de la caña, a principios del siglo XIX el azúcar del betabel se consolidó en Europa, dando inicio a una época de dominio absoluto que prevalece hasta la fecha ya que casi 90 por ciento del consumo del mercado local proviene de este vegetal.

El betabel es un vegetal cuyas raíces y tallos contienen valiosos elementos tales como potasio, hierro, sodio y magnesio.el uso del betabel como alimento en las mesas es un verdadero regalo de la tierra por los muchos beneficios que aporta que ya han sido estudiados y otros que todavía nos reserva.

Contiene antioxidantes (componentes que pueden retrasar o prevenir algunos tipos de daños celulares) que pueden fortalecer tu sistema inmune.

Asimismo, estudios indican que puede ser útil para el tratamiento y prevención del cáncer.

Es fuente importante de fitoestrógenos, sustancias semejantes a los estrógenos humanos (hormonas femeninas) que favorecen la absorción de calcio y ayudan a prevenir la formación de quistes y cáncer de mama.

Esto apunta a que las mujeres en etapa de climaterio son especialmente favorecidas por este alimento, de modo que se les recomienda incluirlo en su dieta combinado con soya, semillas de linaza, ajonjolí, trigo, alfalfa, manzana y té verde.

Desafortunadamente, debido a su gran contenido de azúcar, su consumo debe ser controlado.

Para las personas con Diabetes, se recomienda medio betabel pequeño, de vez en cuando

Varios estudios sugieren, además, que puede ayudarte a mejorar tu rendimiento mental y combatir la demencia. Esto se debe a los nitratos que contiene esta raíz, que también están presentes en otros vegetales como el apio, la col, la lechuga, las espinacas y otras verduras de hojas verdes.

Ayuda a disminuir el ácido úrico, sustancia cuya acumulación en articulaciones genera dolor, ya que es bajo en purinas (compuestos que al metabolizarse producen ácido úrico).

Por los nitritos que contiene destapa los vasos sanguíneos

Los nitritos no son ni vitaminas ni proteínas, ni mucho menos grasas. Son sales, específicamente, sales del ácido nítrico que puede ser de gran ayuda para nuestro organismo, ya que destapan los vasos sanguíneos del cuerpo, incrementando el flujo sanguíneo, lo cual permite que el oxígeno llegue a ciertas áreas a donde puede ser difícil que tenga acceso.

Existen investigaciones que encontraron una relación entre el consumo de betabel y la disminución de la presión sanguínea, debido justamente a los nitratos.

Un estudio en el que se encontró que esta verdura aumenta en la oxigenación y el flujo sanguíneo, lo que no sólo beneficia al rendimiento muscular, sino que también llega al cerebro y permitiría, entre otras cosas, combatir los síntomas de demencia que pueden presentarse con la edad.

Cuando envejecemos, ciertas áreas del cerebro no reciben un flujo sanguíneo adecuado, lo que estaría relacionado con la aparición de la demencia y otros trastornos cognitivos que se presentan con la edad.

Por ello, si consumes un poco de betabel, ayudarás a tu cuerpo a defenderse contra agentes externos, evitarás el cáncer, mejorarás tu rendimiento físico y tendrás muy buena memoria.