Una revisión de 185 artículos de investigación relacionados con los efectos de los aceites de pescado sugiere que pueden ayudar a minimizar algunos de los efectos perjudiciales que la comida basura tiene en el cerebro. El Dr. Lucy Pickavance de la Universidad del Instituto de Liverpool de Enfermedades Crónicas y de Envejecimiento (Reino Unido) y sus colegas estaban analizando los datos con el fin de determinar si los aceites de pescado pueden ayudar a perder peso. Los resultados mostraron que los aceites de pescado parecían ser capaces de detener los efectos de azúcares refinados y grasas saturadas al interferir con la capacidad del cerebro para controlar la ingesta de alimentos. “El consumo excesivo de ciertos macronutrientes, los azúcares refinados y grasas saturadas que se encuentran en la comida chatarra, puede conducir al aumento de peso, alterar el metabolismo e incluso afectar el procesamiento mental,” dijo el Dr. Pickavance.

grasas omega-3

grasas omega-3

“Estos cambios se pueden observar en la estructura del cerebro, incluyendo su capacidad de generar nuevas células nerviosas,y potencialmente relacionar la obesidad con las enfermedades neurodegenerativas. La investigación, sin embargo, ha sugerido que los aceites omega-3 de pescado pueden revertir o incluso prevenir estos efectos. El Dr Pickavance concluyó que aunque los aceites de pescado no parecen tener un impacto directo en la pérdida de peso, pueden mitigar los efectos perjudiciales de algunas de los procesos en el cerebro que se activan por el consumo de una dieta alta en grasas.

 

Foto: gruntzooki via photopin cc
Foto: jlastras via photopin cc