obesidadHoy en día hablar de sobrepeso y obesidad, obligadamente nos debe de llevar a pensar a si estos 2 problemas en ascenso en nuestro país de manera alarmante, son más que nada problemas de deficiencias alimentarias, más que exceso de alimentación. Existen intereses por parte de la industria de los alimentos por el consumismo para  favorecer sus marcas y adicionarlas con substancias refinadas como harinas, grasas trans, aceites omega-6, sal, colorantes, etc., afectando a nuestras células a todos los niveles y junto con esto, no debemos olvidar los azúcares como el jarabe de alta fructosa que tanta controversia ha producido en los últimos años como ser la culpable de toda esta epidemia de Diabesidad mundial.

Al ser un problema alimentario, se establece un ciclo alimento-deficiencia. En general, todo lo que ingresa al cuerpo es censado por el cerebro; gracias a toda esta pléyade de substancias antinaturales ya mencionadas, este censo se ve afectado por la falta de intercomunicación neuronal que se produce por deficiencias nutricionales, principalmente los ácidos grasos omega-3. Por lo tanto, este proceso no se hace en el cerebro, ya que se ve afectado el sistema endocanabinoide en este mismo sistema. Además cuando tu cuerpo se ve privado de importantes ácidos grasos esenciales como el omega-3, la tasa metabólica disminuye, por lo que no se puede quemar calorías tan eficientemente. De hecho, el aumento de peso es uno de los síntomas de la deficiencia de ácidos grasos omega-3. Junto con esto, las grasas omega-3, que son esenciales para una salud óptima, mejoran la respuesta de las células a la insulina, neurotransmisores y otros mensajeros. También son muy importantes para el proceso de reparación cuando tus células se dañan.

En un estudio anterior, los investigadores encontraron que las grasas omega-3 ayudaron a reducir significativamente la acumulación de grasa en el corazón y el hígado de las ratas obesas, pero resulta que el tipo de ácidos grasos omega-3, que hacen una gran diferencia, no son los comunes omega de pescado amarillo.

La grasa omega-3 del aceite de krill o de sus mezclas como omega rojo reduce los niveles de grasa del corazón de rata en un 42 por ciento, en comparación con sólo el 2 por ciento para los aceites de pescado. Mientras tanto, en el hígado, se observó una reducción del 60 por ciento para el krill y sólo el 38 por ciento de aceite de pescado.

El estudio no reveló las razones por las que el aceite de krill mejoró los síntomas metabólicos mucho más que el aceite de pescado, pero los resultados están en línea con otros estudios que también han encontrado beneficios para la salud superiores por parte del  krill.

El aceite de Krill puede ser 48 veces mejor que el aceite de pescado

ObesidadSiempre debemos de promover una dieta adecuada, pero en cuestión de los ácidos grasos esenciales, no podemos soslayar el uso de suplementos tan avanzados como el omega rojo que tiene lo mejor de ambos mundos. Por este motivo, es que recomendamos un suplemento en lugar de obtenerlo de los alimentos ya que un gran porcentaje de personas en México tiene deficiencia de omega-3 (80%).

La mayoría de los mexicanos consumen muy pocas grasas omega-3, siendo la fuente principal de la dieta en animales con omega-3 como el pescado. La mayoría de los peces que se encuentran disponibles comercialmente (incluso variedades silvestres capturados) están contaminados con mercurio, PCBs y otras sustancias tóxicas. Si usted puede encontrar una fuente verificada de pescado limpio y puro, entonces este sería su mejor fuente de omega-3. Esto en México es muy difícil. Pero para aquellos de ustedes que no puedan (la gran mayoría de las personas), un suplemento es su mejor opción.

Se sigue recomendando tomar aceite de pescado. Aparte del problema de la pesca excesiva hasta el punto de extinción y la posibilidad de contaminación por mercurio y petróleo, los aceites de pescado también tienen muchas desventajas. Además, el aceite de pescado es bajo en contenido de antioxidantes. Y, a medida que aumenta la ingesta de grasas omega-3 de aceite de pescado, la necesidad de una protección antioxidante es más que necesaria, problema que con el omega rojo no se presenta porque tiene uno de los mas potentes antioxidantes hasta ahora conocido para una mayor protección antioxidante tanto para el producto como para la célula humana. Esto sucede porque el aceite de pescado es muy perecedero.

Usted debe tener suficientes antioxidantes para asegurar que el aceite de pescado no se oxide y se vuelva rancio dentro de su cuerpo (la oxidación lleva a la formación de radicales libres no saludables). Por lo tanto, es necesario consumir antioxidantes adicionales tanto para su salud en general y para su mayor necesidad de estos cuando se utiliza el aceite de pescado.

La potencia antioxidante del aceite de krill es en realidad 48 veces más alto que el aceite de pescado. El aceite de krill también contiene astaxantina – único flavonoide de fuente marina que crea una unión especial con el EPA y el DHA-, que permite un metabolismo más directo de los antioxidantes, haciéndolos más biodisponibles para usted.

Si todavía no estás convencido de los poderes antioxidantes del aceite de krill, evaluaciones ORAC  (capacidad de absorción de radicales de oxígeno) independientes han demostrado que el aceite de krill contiene:

  • Más de 300 veces la potencia antioxidante de la vitamina A y la vitamina E
  • Con 47 veces el poder antioxidante de la luteína
  • Con 34 veces el poder antioxidante de la coenzima Q-10

¿Qué más beneficios aporta el aceite de krill?

A mi juicio, el aceite de krill es claramente la mejor opción cuando se trata de obtener alta calidad de omega-3, o sea grasas de origen animal 10 veces mejores que el vegetal como la linaza. Contiene EPA y DHA y una estructura de fosfolípidos de doble cadena que hace que sea mucho más absorbible que los omega-3 del aceite de pescado.

Además, el aceite de krill ha demostrado ser beneficioso para una muy amplia gama de problemas de salud, incluyendo:

  • Apoyo para la concentración, la memoria y el aprendizaje
  • Regulación de azúcar en la sangre
  • Salud de las articulaciones, con un aumento de la comodidad de las articulaciones
  • Lucha contra los signos del envejecimiento
  • Protección para las membranas celulares
  • El colesterol y otros lípidos en la sangre de la salud
  • La función saludable del hígado
  • El alivio de los síntomas del SPM
  • El fortalecimiento del sistema inmunológico
  • Apoyo del estado de ánimo
  • Salud óptima de la piel y cuero cabelludo

Numerosos estudios han mostrado cuán beneficioso el aceite de krill puede ser para su salud, incluyendo un estudio de 2007 en el Journal of the American College of Nutrition, que evaluó el efecto de dicho producto en pacientes con inflamación crónica y artritis.

Después de tan sólo siete días de tratamiento, el aceite de krill redujo la inflamación  en más de un 19 por ciento, mientras que el grupo placebo tuvieron un aumento de la proteína C reactiva inflamatoria de casi el 16 por ciento.

El estudio concluyó que el aceite de krill, a una dosis diaria de 300 mg, inhibe significativamente la inflamación y reduce los síntomas de artritis en un periodo entre 7 y 14 días.

Según otro estudio publicado en la Alternative Medicine Review,  en estudios doble ciego, aleatorizados y controlados han demostrado que el DHA y EPA en el aceite de krill beneficia a una variedad de trastornos cerebrales y mentales, incluyendo:

  • Déficit de atención / hiperactividad trastorno
  • Autismo
  • Dislexia
  • El comportamiento agresivo
  • El deterioro cognitivo y la demencia
  • La enfermedad de Huntington (un trastorno neurológico caracterizado por movimientos corporales anormales)
  • Los metanálisis también confirman los beneficios de krill en el trastorno depresivo mayor y el trastorno bipolar, y muestran resultados prometedores en el tratamiento de la esquizofrenia.

¿Está tratando de perder peso?

Si usted tiene sobrepeso y consume muy pocos ácidos grasos esenciales, debe considerar seriamente tomar un suplemento de aceite de krill de alta calidad todos los días. También puede ser necesario para ajustar la proporción de hidratos de carbono, proteínas y grasas en su dieta. La cantidad y el tipo de proteína que necesita (además de la relación con respecto a los carbohidratos y grasas) pueden variar mucho de acuerdo a su sexo, altura, peso, niveles de ejercicio, y, sobre todo, por su tipo de nutrición. Lo mas importante es que el omega-3, es esencial en la regulación y pérdida de peso, ya que como vimos ayuda  a cesar las señales de saciedad que el cuerpo produce y por lo tanto, es fundamental para no padecer sobrepeso y problemas compulsivos con la alimentación. Al consumir más grasas omega-3 como el aceite de krill, ajustar su dieta, una rutina de ejercicios constante, así como hacer frente a los desencadenantes emocionales que están saboteando su progreso, lo llevarán a alcanzar sus metas de bienestar y peso ideal.

Fotos:
colros via photopin cc

Malingering via photopin cc