Las contracciones musculares implican acortamiento y elongación cuando el músculo está produciendo fuerza: la fase de contracción que ocurre cuando el músculo se acorta se denomina concéntrica y la que sucede cuando el músculo se alarga, excéntrica. Para prevenir lesiones deben reforzarse ambas fases de la contracción muscular. La fortaleza excéntrica es particularmente importante en el equilibrio, los cambios rápidos de dirección durante el movimiento y acciones como bajar escaleras o dejar objetos en el suelo. Los beneficios del ejercicio excéntrico incluyen la mejora de la potencia y coordinación musculares, del equilibrio, el fortalecimiento del rango de movimiento completo de la articulación y la recuperación de las lesiones relacionadas con los tendones. El entrenamiento con resistencia excéntrica es especialmente importante en los programas de rehabilitación y en la preparación en deportes de gran intensidad.

omega 3En la Universidad de Urmia (Irán) se ha estudiado el efecto de los ácidos grasos omega-3:

  • En el dolor percibido y los síntomas externos de dolor muscular de aparición retardada (perímetro del muslo a las 24 y 48 h) después de ejercicio excéntrico de los músculos extensores de la rodilla.
  • En la producción de interleucina 6 (IL-6), factor de necrosis tumoral α (TNF α), prostaglandina E2 (PGE2), lactato deshidrogenasa (LDH), creatincinasa (CK) y mioglobina (Mb) durante un programa de ejercicio excéntrico.

Ambos estudios fueron aleatorizados, doble ciego y con diseño de medidas repetidas y con sujetos (hombres) que no habían participado en ningún programa de entrenamiento durante los 60 días anteriores a su participación en los respectivos estudios.

Los autores concluyeron que la ingesta de 1,8 g/día de omega-3 puede ser eficaz en la mejora del dolor muscular de aparición retardada y en la reducción de los marcadores de inflamación inducidos por el ejercicio excéntrico (el grupo experimental mostró menor elevación del TNF α y PGE2 inmediatamente, 24 y 48 h después del ejercicio; también una significativamente menor elevación en la concentración de IL-6, CK y Mb a las 24 y 48 h; y, además, una tendencia significativa a la reducción en la concentración plasmática de LDH inmediatamente, y a las 24 y 48 h).

Estas conclusiones son muy interesantes, dada la generalizada utilización del entrenamiento con ejercicio excéntrico en los programas de rehabilitación integral.

Referencias:

Foto: Norkrill via photopin cc