cigarro salud

El cigarro está compuesto por una gran cantidad de sustancias tóxicas que afectan gran parte de los órganos del cuerpo y que, a largo plazo, pueden provocar graves enfermedades como el cáncer.

Fumar disminuye la expectativa de vida y, de hecho, este es uno de los hábitos que más muertes causa en todo el mundo. Además de disminuir la expectativa de vida, el hábito de fumar también puede acabar con la juventud.

En una reciente investigación se determinó que fumar puede quitar hasta 10 años de vida, que afecta gran parte de los órganos del cuerpo y que también acelera el envejecimiento de la piel.

De acuerdo con datos revelados por la Organización Mundial de la Salud, cada año mueren 6 millones de personas debido al cigarrillo, de las cuales, 5 millones corresponden a fumadores y 1 millón a fumadores pasivos. El tabaquismo es un hábito que deteriora la salud en general y, de acuerdo con los datos reales a nivel mundial, produce más muertes que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el uso del alcohol y las drogas ilegales.

Fumar aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares, enfisema o enfermedad pulmonar obstructiva crónica, bronquitis, cáncer del pulmón, cáncer del esófago, cáncer del estómago, cáncer del páncreas y cáncer de piel, entre otros tipos de cánceres.