El 7 de abril es el Día Mundial de la Salud en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) busca crear conciencia sobre la inocuidad de los alimentos y llama a fomentar medidas destinadas a mejorarla a lo largo de toda la cadena productiva, del campo a la mesa.

norma-rabago-dia-mundial-de-la-salud-2015

Según la OMS, los alimentos insalubres se relacionan con la muerte de unos 2 millones de personas al año, en su mayoría población infantil. Algunos alimentos contienen virus, bacterias, parásitos o sustancias químicas nocivas causando más de 200 enfermedades, que van desde la diarrea hasta el cáncer.

La OMS junto con la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, alerta a los países de las emergencias que se relacionan con los alimentos que perjudican a la salud. Por eso han publicado una guía de cinco puntos esenciales en la que la OMS subraya la importancia de que se trabaje a lo largo de toda la cadena de producción de los alimentos: desde los campesinos, pasando por los fabricantes, vendedores hasta el consumidor final. Destacan el mantener la limpieza en los alimentos, separar los crudos de los cocinados, mantener los alimentos a temperaturas seguras, el uso de agua potable y materias primas saludables.

El Día Mundial de la Salud 2015 es la oportunidad para crear una alerta a quienes trabajan en diferentes sectores del gobierno, a los campesinos, a los fabricantes, a los minoristas, a los profesionales sanitarios y a los consumidores de la importancia de la inocuidad de los alimentos, y crear conciencia del papel que cada uno debe desempeñar para que todos tengamos confianza en que los alimentos que nos llegan al plato son inocuos.