Si ustedes acuden a algún restaurante sobretodo en la mañana, en los desayunos, hagan una pausa y volteen a ver lo que la mayoría de las personas estila: el mesero llega con un carrito con todas las frutas, le da a elegir y la sirve, de inmediato le ofrece un jugo y hasta una pieza de pan dulce”– como si ésto fuera la entrada saludable– y tan repetida por todos en un restaurante, y lo único que hacemos es darle cantidades de azúcar a la sangre de inmediato!! y luego hasta el final los huevos (proteína).

verduraAquí el orden de los factores si nos altera el producto y ¿ saben por qué? por que estamos iniciando el día con glucosa, en lugar de proteína como primer lugar.

Pero yo estoy convencida que, al menos en un algunas personas, modificar el orden de cómo comemos, particularmente las fuentes de hidratos de carbono impacta sobre un mayor control.

Es decir, en vez de iniciar con fruta/jugos, sopa pasta / spaguetti / arroz tus comidas el orden es el siguiente: ya sea con un plato de verdura/jugo de verdura → después la proteína con guarnición→ y al final: sólo 1 o 2 fuentes de hidratos (poca fruta y no jugos si se trata del desayuno).

Empezar con las proteínas (huevo, carne, pescado, pollo) primero, evitará que tu índice glicémico se eleve a mil por hora.

Las proteínas son la que mayor saciedad tienen y ademas, esto ayuda a bajar la carga de azúcar de cualquier hidrato de carbono.

¡¡Ahora a llevarlo a cabo!!