diabetes-afecta-a-las-encias-702x409

Una diabetes mal tratada tiene como resultado un aumento de azúcar en la sangre lo que provoca el aumento de glucosa en los fluidos orales, afectando las encías, así lo indicó la odontóloga Mildre Estévez.

De igual manera señala que la enfermedad influye considerablemente en el desarrollo de diferentes bacterias en la cavidad oral, que traerá como consecuencia las infecciones que conducen a la enfermedad en las encías.

Dice que la enfermedad periodontal se manifiesta con unas encías hinchadas, enrojecidas, sensibles, que sangran al cepillarse, que puede retraerse y descubrir las raíces de los dientes provocando gran sensibilidad, pudiendo provocar pérdida del hueso que sostiene el diente causando movilidad y sensibilidad dental, mal aliento, supuraciones  y cambios en la alineación y la mordida de los dientes.

“En los pacientes diabéticos la enfermedad periodontal no sigue un patrón uniforme, sin embargo sus manifestaciones son más frecuentes en pacientes fumadores y de pobre higiene oral”, señala.

Para combatirla es necesario realizar un tratamiento combinado, enfocándose en la reducción de las bacterias mediante medicación adecuada y procedimientos que ayuden a eliminar la placa bacteriana (sarro) de todo el diente tanto en corona como en raíz e incluso se puede llegar a requerir cirugía.

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por la carencia de una hormona del páncreas llamada insulina, la cual afecta tanto a jóvenes como adultos, y su descontrol puede llevar incluso a la pérdida prematura de los dientes, pues aumenta de dos a cinco veces las probabilidades de desarrollar males de encías.

Fuente: Listin Diario