La obesidad es un factor importante para el desarrollo de la ginecomastia, que se refiere al crecimiento excesivo del tejido mamario.

La grasa corporal favorece una mayor producción de estrógenos en el varón.

ginecomastiaEl crecimiento del tejido mamario en el hombre es frecuente, “hasta cuatro de cada 10 varones lo pueden padecer, básicamente crece por estimulación hormonal”.

Indicó que otro aspecto son los trastornos hormonales, debido a un desequilibrio en los niveles de andrógenos y estrógenos, “incluso, la ginecomastia puede estar presente en recién nacidos, derivado de que a través de la placenta la mamá transfiere hormonas al feto y al nacer puede tener un poco agrandadas las glándulas mamarias”.

Hasta 50% de los casos, el agrandamiento de las mamas en el hombre puede ser benigno o transitorio, “aunque puede estar presente desde seis meses hasta dos años, depende si se brinda o no tratamiento”.

En casos muy severos, “o incluso cuando el crecimiento de las glándulas mamarias ocasione dolor, la opción es la intervención quirúrgica, no obstante se puede suministrar tratamiento a fin de nivelar la producción hormonal de testosterona y estrógenos”.

PseudoginecomastiaEl varón no suele acudir a consulta por crecimiento de sus senos, los casos por lo general se detectan secundarios a otras situaciones como problemas de infertilidad o algunos síndromes que producen una baja producción de testosterona en el hombre.

La ginecomastia regularmente no está asociada al cáncer de mama, sin embargo, “la autoexploración de los senos y el cuidado y monitoreo de los mismos debe ser periódico, debido a que pueden tener riesgos para el desarrollo de cáncer mamario, e incluso en los hombres suele desarrollarse más agresivo”.

La mama entre hombres y mujeres es exactamente lo mismo, la diferencia es que en la mujer crece la glándula mamaria como tal; en el hombre la mayoría del seno es músculo más tejido mamario y la grasa es muy poca”.

Los casos de ginecomastia se observan frecuentemente a partir de la adolescencia, sin embargo, también en la vejez pueden detectarse debido al aumento de tejido graso y descenso en la producción de testosterona.

“Entre otras causas de ginecomastia, también se han mencionado algunos fármacos, consumo de diuréticos, drogas como marihuana, anfetaminas, heroína y metadona, y utilización de anabolizantes esteroideos para crecimiento muscular, entre otros”.