Los vegetales sin almidón son bajos en calorías y carbohidratos, con todo, proporcionan una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes.

Un análisis publicado en la edición de Diciembre del 2012 de la “Food and Chemical Toxicology” revela que 20 mil casos de cáncer anualmente podrían prevenirse al ingerir mayores cantidades de vegetales (y frutas).

Es recomendable optar por los vegetales sin almidón si estás contando tu ingesta de carbohidratos para el control de diabetes y si sigues una dieta baja en carbohidratos o simplemente deseas añadir un impulso nutricional.

Simplemente, es eliminar los alimentos ricos en harinas blancas refinadas y azúcares añadidos de tu dieta. Haciéndolo, sin hacer otros cambios significativos, reduces la ingesta total de calorías, lo que ayuda a perder peso. Mientras que los alimentos procesados, como pasteles ricos en calorías, dulces y helados están fuera de los límites, hay todavía una gran variedad de alimentos sin procesar para elegir un plato.

Los vegetales crucíferos son vegetales sin almidón y parte de la familia de frondosas (Brassica). Estos incluyen arúgula, repollo chino, brócoli, col de Bruselas, col, coliflor, acelgas y hojas chinas de mostaza, rábano picante, col verde, rábanos, colinabo, nabos y berros. Además, un meta-análisis del “International Journal of Urology” reporta que el consumo de vegetales crucíferos se asocia con una significativa reducción del riesgo de cáncer de próstata.