envejecer

El consumo de bebidas azucaradas está directamente relacionado con adquirir enfermedades del corazón, diabetes y por supuesto obesidad, pero además de ello ahora se sabe que beber refresco envejece.

De acuerdo con un estudio realizado por Cindy Leung, investigadora de la University of California-San Francisco, beber aunque sea un solo refresco azucarado al día puede hacer que el cuerpo envejezca prematuramente, de una manera similar como lo hace el fumar.

Se descubrió que los telómetros de las personas que bebieron una porción diaria de 8 onzas de refresco, mostraron que su edad biológica era mayor en 1.9 años.

El cálculo realizado por los investigadores estima que le consumo de una botella de refresco de 600 ml añade alrededor de 4.6 años de envejecimiento biológico a las personas. Pero los daños por beber refresco no quedan en la aceleración del envejecimiento celular,conoce todo lo que perjudica su consumo.

Arruina tu dentadura. La idea natural indica que perderás los dientes con la edad, pero al ser una bebida carbonatada con exceso de azúcar, daña el esmalte, lo que incluso puede ocasionar que los pierdas.

Efectos en la piel. Investigadores de la Harvard School of Public Health (HSPH), afirman que debido a su contenido de fosfatos, la piel y los músculos pueden “marchitarse” más rápidamente.

Dañan tus huesos. Otra de las consecuencias del envejecimiento es el daño a los huesos, pero beber refrescos también acelera este proceso, ya que en grandes cantidades sus ingredientes pueden afectar la salud ósea, afirman los científicos de la HSPH.

Signos visibles. Gracias a su alto contenido de cafeínas y ácido fosfórico, el consumo de refresco frecuente causa la acumulación de grasa, promueve la formación de celulitis y estimula la retención de líquidos.

La Asociación Americana del Corazón recomienda que si consumes bebidas azucaradas de manera habitual, para olvidarte del hábito comiences por eliminar una al día, después dos y así hasta lograr descartar todas.