¿Será una buena idea limitar un poco el consumo de alimentos durante uno o varios días a la semana? La evidencia acumulada indica que sí, que el ayuno intermitente podría tener un efecto muy benéfico en tu salud y longevidad.

Yo creo que es una de las intervenciones más poderosas, si tú estás luchando con problemas de peso y teniendo problemas de salud como consecuencia de ello. Una de las principales razones es debido a que ayuda a cambiar el modo de quema de azúcar/carbohidratos en un modo de quema de  grasa, siendo este tu combustible principal.

Como se menciona en la dieta Blastdiet 7-30 con el ayuno intermitente no se trata de comer en exceso después de haber terminado el ayuno, o de cualquier otra forma extrema de una dieta. Más bien, consiste en programar bien sus alimentos toda la semana con el fin de permitir períodos regulares de ayuno y así combinarlo con los siguientes cuatro días del programa. En éste método se ayuna tres días únicamente a la semana.

Para que sea eficaz, en el caso del ayuno intermitente, la duración de tu ayuno debe ser por lo menos de seis horas, esto significa comer y restringir el horario. Por ejemplo: de las 8 – 9am hasta las 2- 3pm y así todas las comidas subsecuentes del plan de tres días, para obtener muchas de estas recompensas al limitar tu alimentación  cada día.

Esto se debe a que tu cuerpo necesita alrededor de seis horas para metabolizar las reservas de glucógeno, después de que su modo cambie a la quema de grasa. Sin embargo, si tú estás reponiendo el glucógeno comiendo cada 4 horas (o antes), es mucho más difícil que tu cuerpo utilice sus reservas de grasa como combustible.

Desde hace tiempo se sabe que la restricción calórica puede aumentar la vida de algunos animales. Las investigaciones más recientes sugieren que el ayuno intermitente puede proporcionar los mismos beneficios que la restricción calórica constante, que puede ser útil para aquellos que no pueden lograr reducir su consumo calórico diario

Es el único enfoque experimental que mejora considerablemente la supervivencia en animales con cáncer, y extiende la vida total en un 30 por ciento.

Tanto el ayuno intermitente como la restricción calórica continua ha demostrado producir pérdida de peso y mejorar los marcadores de riesgo de enfermedades metabólicas. Sin embargo, el ayuno intermitente tiende a ser ligeramente más eficaz para reducir la resistencia la insulina.

Además de convertirlo en un quemador de grasa eficaz, el ayuno intermitente también puede aumentar tu nivel de producción de la hormona del crecimiento humano hasta en un 1,200 por ciento en las mujeres y 2,000 por ciento en los hombres.

La hormona de crecimiento humano HGH, comúnmente conocida como “la hormona del fitness,” juega un papel importante en el mantenimiento de la salud, condición física y longevidad, incluyendo promoción del crecimiento muscular y aumento en la pérdida de grasa al acelerar su metabolismo.

Ayuda a desarrollar músculo (a los que acostumbran a hacer ejercicio) al mismo tiempo de que promueve la pérdida de grasa, incluso los atletas de BAJO rendimiento pueden beneficiarse de su práctica (siempre y cuando no entrenen demasiado y sean cuidadosos con su nutrición).

El ayuno intermitente puede mejorar la función cerebral, aumentando la producción de la proteína BDNF, que activa las células madres del cerebro para convertirlas en nuevas neuronas y activar otras sustancias químicas que promueven la salud neuronal. Esta proteína también protege a las células del cerebro de los cambios asociados con la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, además, ayuda a proteger el sistema neuro-muscular de la degradación.

Pero, una vez que lo hagas tus antojos por alimentos poco saludables y carbohidratos desaparecerán automáticamente, ya que ahora serás capaz de quemar la grasa almacenada y no tienes que depender de estar quemando los carbohidratos.